08/08/2010

Un corto con un gran mensaje

La edición de este corto fue desarrollada por mi sobrino Daniel, me siento orgullosa de su talento y potencial, es un joven muy especial.

El mensaje en este corto es muy importante ya que uno de los riesgos mayores de la juventud es el sentimiento de "inmortalidad" que sólo el vigor de los veintes nos obsequia.
Una edad llena de retos que parecen fáciles de comprar, superar límites de velocidad, alcohol, desenfrenarse para alimentar la producción de adrenalina y darle la espalda a los
problemas.

Un instante puede cambiarlo todo...