05/09/2010

Un cuento sabor a café con cardamomo "Tutto di te" -Nek

Tomé un descanso en la plaza Walther Platz, eran las 5:00 y me merecía disfrutar un momento al lado de un espresso. El cielo envolvía la luz que le quedaba al día con nubes vaporosas.
Los pensamientos que estuvieron rondando mi mente desde hacía algún tiempo me invitaron a tomarme un café junto a mis sentimientos, tenía que tomar una decisión, sabía que debía alejarme de ti pero no podía, no quería.
Mientras escribía aquella carta que seguramente no notarías aguardándote en el cajón donde guardabas todos mis recuerdos, pude  observar accidentalmente el inicio de una historia de amor. De una como tantas o como la nuestra, se veían tan enamorados y tan ansiosos uno del otro, igual que nosotros al principio. Al sentarse en la mesa que estaba a mi lado no puede evitar escuchar su conversación:

-Vorrei non fermarmi di baciarti, e farlo ore ed ore senza far rumore dentro un ascensore o magari qui davanti a un film, e sentire la tua mano che mi tocca piano piano fino ad arrivare a fare tanto amore quanto questo corpo mio ne ha.

Le decía él con pasión mientras ella sonreía y rozaba con delicadeza el torso de su mano con la yema de sus dedos. Me recordaron a nosotros cuando nos enamoramos y no podíamos dejar de pensar en acortar las distancias, creíamos que podríamos vencer cualquier obstáculo mientras nuestros sueños fueran los mismos.
Pero nuestra historia no fue diferente a las demás, en algún momento los sueños se disolvieron, empezaste por olvidarme un poco cada día y entonces me obligaste a hacer lo mismo, ¿te acuerdas cuando dijiste que ensayabas esa misma canción para cantármela a mí? Pero no me decías bambolina como en la canción, mi niña en cambio.Nunca lograste cantarla pero bastaba con la intención, te lo aseguro, la simple idea de intentarlo era suficiente.

-Vorrei non vederti mai soffrire,e voglio poter dire che la vita è bella.
Eso me decías tantas veces, nunca pensé que serías tú quien me haría sufrir ahora, no es tu culpa, es la vida y por eso decidí marcharme, pero no es nada fácil dejarte ir, aunque creo que tú ya me has dejado ir a mí.
Mientras escribo me doy cuenta de eso, que tal vez estas palabras no vas a leerlas porque estarás muy ocupado olvidándote de mí, imaginándote al lado de quién continué mi vida... sabes, sólo quería vivirla contigo pero parece que nuestro tiempo pasó, y no es que lo crea sino que tu indiferencia me hizo perder la esperanza.

Finalmente termino la nota:  "amo e non ne posso fare a meno quindi tu sei tutto quello che io chiedo,
e del mondo fuori non mi importa e non esiste più, spero solo di non farmi male a forza di sognare, a forza di sognare, ma spero tanto in ogni tuo sorriso, in ogni tuo respiro insomma tutto di te."

Creo que pasará algún tiempo antes de que notes que intenté quedarme, pero no tuve más remedio que irme, no sé si existe nuestro futuro sólo sé que quisiera que existiera.

Firmo al pie de la nota: Insomma amo tutto di te


TUTTO DI TE - NEK