27/12/2008

La naturaleza humana ... una búsqueda insaciable de anhelos

Para escribir muchas veces es la música la que me provoca, hay palabras que activan los botones que me avivan la voluntad y la ansiedad. Agradezco en este caso la riqueza de la palabra "Craving" al traducirla en español, es más que una palabra, son muchas con significados profundos.
Craving significa anhelo, antojo,deseo ardiente, la urgencia de saciar.
Así que Constant Craving por añadidura es como señala KD Lang al iniciar este video
A human condition...



La letra es muy breve pero el mensaje es muy amplio.

"Constant Craving" KD Lang

Even Through the darkest phase
Be it thick or thin
Always someone marches brave
Here beneath my skin
Constant craving
Has always been
Maybe a great magnet pulls
All souls towards truth
Or maybe it is life itself
That feeds wisdom
To its youth
Constant craving
Has always been
Craving
Ah ha
Constant craving
Has always been

Para cerrar, en una conversación reciente con un buen amigo, mientras hablábamos de música favorita surgió un "craving" en mi mente, llamémosle "la canción que me gustaría que alguien me dedicara", puede que sea estúpidamente romántica pero no puedo negar que lo disfruto muchísimo, y la ganadora es:

"The way you look tonight"



Si me entienden bien, no es sólo la música, o la adorable y muy cursi letra, es el "mood" mezclado con el sentido del momento.

El combustible de la maquinaria del hombre son sus sueños y el sustento de los mismos es la pasión, la búsqueda insaciable de los sueños es entonces una condición del ser humano, que algunos eligen perseguir y otros no.
Una invitación siempre abierta que les dejo para iniciar 2009.

Un abrazo y un beso con todo mi cariño para cada uno de los que comparten este espacio conmigo, mis mejores deseos para el año que viene, el cual estoy segura que nos traerá muchos deseos cumplidos.
Por ti por mí, brindo por nosotros.

17/12/2008

La inauguración de la librería el Sótano en Polanco

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a la nueva sucursal de las librerías El Sótano en Polanco y francamente me la pasé de maravilla. El evento de inauguración estuvo iluminado con el corte de listón de una maravillosa cantante originaria de mi amada Italia, Filippa Giordano. Compartió el canto del Ave María a propósito de la fecha, pues el evento se llevó a cabó el pasado 11 de diciembre, en vísperas del venerado día de nuestra Vírgen de Guadalupe.




Fue un placer intercambiar unas palabras con Filippa en mi pobre italiano, el cual prometo perfeccionar a partir del próximo año. La gala de la noche continuó con la presentación de "País de Mentiras" de Sara Sefchovich a quien, estimados lectores, tuve la maravillosa oportunidad de regalarle mi Café Toscana, con una dedicatoria solicitada especialmente por la misma Sara Sefchovich.



Hay que reconocer que la sencillez de los grandes artistas es una cualidad verdaderamente sorprendente.
Más tarde también pude conocer a Cristina Pacheco, otra personalidad con el mismo sello de las anteriores.
La calidez del evento con Pedro López como anfitrión, invitaba a una franca y agradable charla entre los que tuvimos la oportunidad de asistir.
La librería se ubica dentro de las instalaciones de la Alianza Francesa en la ciudad de México, al centro de la zona de Polanco y se distinguió con la presencia del embajador de Francia en México Daniel Parfait.
El Bistrot fue el encargado de dar la nota gourmet con bocadillos y vinos que a mi paladar fueron deliciosos.
Los invito a compartir la nota haciendo click en el link: Milenio TV en donde deberán avanzar hasta el segmento 20:22 para apreciar la cobertura del evento y en donde podrán verme durante unos breves instantes al lado de Filippa.
Gracias a mi querida amiga Karin Nieto por la invitación.

02/11/2008

Una ofrenda para María

Hoy es día de muertos y en México el culto a ellos se reviste de un misticismo especial. Decía mi abuelo que no debíamos temerle a los muertos sino a los que se pasan de "vivos".
Este año mis hijos querían hacer una ofrenda tradicional, cosa que no hice en años anteriores, pero respetando y con ánimo de rendir tributo a nuestras costumbres nos dimos a la tarea en esta casa de adquirir los elementos indicados, flor de cempasúchil , calavera de azúcar, papel picado y la comida favorita de los abuelos, lo que una ofrenda de muertos requiere. Todo con el fin de honrarlos, además de invitarlos a degustar sus platillos favoritos, llamándolos con el corazón para que su recuerdo y esencia se mantengan vivos.

Elegir a la persona a quien dedicaría la ofrenda no era difícil,a María, mi abuela. Una mujer dotada de tal convicción y valentía, que con apenas 16 años fue capaz de tomar la decisión de volcarse ante el amor sin importar lo imposible, sin reconocer las renuncias, para iniciar a muy temprana edad una vida que había de disfrutarse al máximo porque no sería muy larga.
Cada momento lo vivió con pasión al lado de Juan, su gran amor. Se entregó con dedicación absoluta a costa de romper con su propia familia, de olvidarse de todas sus tradiciones hasta de su propio idioma. Pero no de su propia felicidad, la que irradiaba a su alrededor, a sus queridos hijos, a la familia de Juan que llegó a quererla y admirarla con una distinción fuera de lo común.
Contar su historia fue uno de los pretextos que me motivó a escribir, la conocí muy poco pues murió cuando tenía dos años, sin embargo aún conservo la única imagen que permanece en mi mente de ella, con un rostro lleno de una bondad tan generosa que es difícil describir. Hace un poco más de dos años preparé un pequeño documental de la vida de María Salame Daniel como regalo para mi madre. Hoy me gustaría compartirlo con quien tenga el tiempo de hacerlo como parte de mi ofrenda, y si es cierto lo que la tradición de este culto nos dice, tal vez pueda compartirlo también con ella al lado de una taza de turco como nos gusta a las dos.


20/10/2008

At Seventeen

Recuerdos y añoranzas me asaltan al descubrir un antiguo "poema" escrito por mí a los diecisiete. No, lo mío no es la poesía pero lo leo y en un instante me transporta al pasado. También aquella canción viene a mi mente y la saboreo en la memoria pero se me ocurre a la vez que decido transcribir esa hoja amarillenta al lenguaje de los bits, buscarla en este mundo mágico de youtube que almacena todo tipo de tesoros. La búsqueda de At seventeen arroja varios resultados, el primero es claramente el indicado, lo selecciono y allí está ...



La letra que me hizo emocionar hace más de 20 años, se mezcló con las palabras que escribí entonces, en un caldero de momentos que a manera de hechizo del tiempo (curioso pues el poema fue titulado Hechizo de juventud) me transporta al ánimo, al momento, al instante.

La incertidumbre sobre mi futuro era una constante, mis dudas se fortalecían con la total y absoluta inseguridad que uno posee a esa edad. Me hacía mil preguntas, titubeaba con otros miles de respuestas, pero esa canción me llenaba de un sentimiento profundo, muy fuerte, vivía enamorada del amor y el amor no me correspondía, pero tenía mil sueños en mente.

Al terminar de escuchar la canción, me doy cuenta de otro corto que arrojó la búsqueda, allí está de nuevo At Seventeen con Janis Ian , pero no reconozco la imagen de la cantante. La curiosidad me llama y en cuestión de segundos observo cómo voló el tiempo en un abrir y cerrar de youtube.



La verdad he sentido un dolor inexplicable en el estómago, la misma dulcísima y característica voz se mantiene intacta, pero es una mujer de cabello totalmente blanco la que la interpreta ahora.
Así se pasa la vida y hoy, me siento de nuevo como a los diecisiete.

13/10/2008

Las tareas de una mamá

El lunes pasado estuve, como ya mi querido libro lo había anunciado en su propio blog en una entrevista en el importante espacio del noticiero que transmiten por radio red Sergio Sarmiento y Lupita Juárez , quienes cuentan con importantes niveles de audiencia a nivel nacional.

Me doy por satisfecha con la entrevista, aunque al final uno se queda siempre con ganas de haber dicho algo más, o mejor, sin embargo no hay ensayos ni conoce uno el tiempo que la entrevista durará, así que improvisar es la única respuesta válida.

La cita era unos diez minutos antes de las 9:00 a.m. por lo cual decidí salir ese día con toda la anticipación posible, era mejor esperar en la estación de radio que sufrir en el tráfico. De camino iba escuchando la transmisión del programa, como para entrar en ambiente, cuando surgió una oportunidad invaluable como caída del cielo: Convertirme en una mamá "cool".
Como antecedente les platico que Drake Bell es un actor y cantante norteamericano que aparece en una serie televisiva "Drake & Josh" que a mis hijos encanta, la verdad es de las series que en ocasiones disfruto con ellos, digamos lo suficientemente amena para no querer salir corriendo del cuarto de t.v. porque de que las hay las hay.
Les decía pues, que mientras escuchaba el programa con algunos cortes musicales del nuevo disco de Drake Bell, la voz de Sergio Sarmiento anunció que el joven artista estaría presente en cabina poco antes de las 10:00

Qué oportunidad para mí, tal vez sólo alguien en las mismas circunstancias que yo, otra madre de una adolescente podría entender lo que significa tener cinco minutos de gloria ante la pequeña niña que está creciendo y luchando contra todos los cambios que se presentan en su vida, rebeldía pura manifestada en la mayoría de los casos como una batalla en la que la peor librada suele ser mamá.

Llegué al edificio de Grupo Radio Centro con toda anticipación y desde el principio pregunté si podía permanecer en el lugar hasta que llegara el famoso Drake Bell, absolutamente sí fue la respuesta con lo cual sabía que tenía anotado un grandísimo punto a favor.
Finalmente me llamaron para salir al aire mas o menos a las 9:35 a.m. conocí a Sergio Sarmiento ya en cabina, con Lupita Juárez había coincidido algunos minutos antes en el tocador. Los dos con gran sencillez y amabilidad conversaron conmigo un par de minutos antes de iniciar al aire la conversación, pero como les decía, no hay ningún ensayo previo y cuando terminan los cortes o intervenciones de colaboradores al aireeeeeeeeeee...

Terminó la entrevista después de un poco más de valiosos 8 minutos, al salir me confirmaron que podía quedarme para conocer personalmente al ídolo de mi niña, y aclaro ahora también de mi hijo, pues en ese momento no pensé que el autógrafo le causaría tanta emoción también a él, lo cual pude conocer tras un reclamo posterior del interesado, pero esa claro es otra historia.

Momentos después la cabina empezó a llenarse de jóvenes, todos empleados de la radiodifusora, y caramba cuando uno nota que la población trabajadora tiene la edad de unos chamacos que pueden estar interesados en Drake Bell, a uno se le vienen los años encima.
En fin, minutos antes de las 10:00 como Sarmiento había anunciado, Drake llegó con toda sencillez al lugar, acompañado de una intérprete que le advertía los tiempos y movimientos, y su séquito de técnicos cargados de equipo especial para cubrir la entrevista dentro de cabina. El joven a quien estoy segura nadie reconocería si lo viera caminando por la calle con la pinta que traía y unos lentes que disfrazaban un poco su look habitual, fue asaltado inesperadamente por su servidora que en ese momento decidió ser la primera en la fila, le pregunté en su idioma si me concedería una foto y un autógrafo, a lo cual respondió con amabilidad y sonrisas después de recibir todos los elogios que en ese momento aproveché para decirle.





Regresé con varias fotos de Drake y el autógrafo en mano, la verdad no sé quién estaba más emocionada, si mi hija al recibirlos o yo al verla, es un hecho que hay algunos incidentes inesperados en la vida, que nos regalan algo así como un bono extra, un 25% más de producto o un 2 X 1. Imagínense, entrevista con Sarmiento y de pilón Drake Bell para convertirme en "Cool Mom" al menos por un breve y efímero momento en el tiempo, pero caray como mi espresso qué rico me sabe aunque me lo acabe en unos cuantos sorbitos.

05/10/2008

Pompeya


Siempre he sentido una especial atracción por eventos que bajo circunstancias extraordinarias congelan el tiempo.
Sucesos empeñados en contar historias, aún al mantenerse sepultados bajo tierra o cenizas como es el de la ciudad de Pompeya.
La devastadora erupción del Vesubio en el año 79 d.c. se convirtió para mí en una de esas historias mágicas que asombran la mente de un niño, la completa destrucción en unas cuantas horas de una próspera e importante ciudad del antiguo imperio romano, era impactante, pero la idea de imaginar los últimos pensamientos de aquellos ciudadanos, era además espeluznante.
No habrían tenido tiempo de imaginar que perecerían rápidamente sin escape. Algunos tras bocanadas de aire ardiente, otros consumidos por la inclemente lava o intoxicados por gases letales.
Sin saber a lo que se enfrentaban muchos ni siquiera emprendieron la huída ante los primeros indicios.El fin del mundo, de su mundo.

Pero la vida en el resto del otro mundo continuó. Después de varios siglos las excavaciones de un pozo permitieron que Pompeya fuera redescubierta en 1689 , aunque fue hasta 1748 que se dio inicio a la obra de excavación, siendo uno de los primeros proyectos arqueológicos de la historia junto con Herculano sepultado también por el mismo desastre. A través del tiempo importantes estudios buscaron responder incógnitas.
Un domingo observaba atentamente la presentación del estreno de un interesantísimo documental de la cadena BBC, ”El último día de Pompeya” o Pompeii como se dice en su lengua original, éste dividido en 6 partes mostraba una recreación de cómo podían haber sido aquellas últimas horas, basándose en personajes reales a partir de los hallazgos más recientes.



Toda esta nueva información reactivó aquella fascinación que desde la infancia me había atrapado, terminé incluso emocionada, con la gran ilusión de poner algún día el pie allí. Pocos meses después, el destino me lo permitió, en marzo de 2007, pude ser un testigo más de la historia que brota de sus paredes y pisos, al visitar mi tan soñada Italia.

Un recorrido por Pompeya autenticó mis expectativas, era mágica. A pesar de la gran cantidad de turistas, una vez dentro de sus límites, caminando a lo largo de algunas de sus solitarias vías de piedra y ante sus aún muy sólidas estructuras, lo único perceptible era la fantasía en medio del silencio y la quietud.

Pude ver varios grupos escolares, uno era dirigido por un maestro que intentaba convencer a su auditorio de la importancia milenaria que aquellas construcciones apostaban con una elegancia impecable. Un caso perdido, los chicos sólo ansiaban llegar a la fuente de sodas, porque además aquel día el calor era bastante fuerte, aunque a la sombra recuerdo haber sentido algunas corrientes de aire, que me provocaron escalofrío al transitar por algunos lugares, ¿serían acaso pequeñas puertas que iban abriéndose al pasado ante mis pies sin darme cuenta?

Observaba el lugar con detenimiento, aún lo tengo presente como una buena película de cine. Un par de novios jugueteaban, ella insistía con un cono de helado, de los que son servidos en caprichosas vueltas, él se negaba pero no logró resistirse a la seducción de probarlo de sus labios. Desvié la mirada antes de ser descubierta como una impertinente observadora, luego les vi perderse a lo lejos, una o dos calles adelante, seguramente continuaron besándose resguardados detrás de algún muro, en el patio central de alguna casa cuya puerta al pasado decidieron abrir pretendiendo que fuera la suya.
También llamó mi atención de manera peculiar, la cantidad de perros que tomaban la siesta al sol. Afortunados habitantes de los callejones y vías que abrazan los surcos hechos por los carros que hace más de 1900 años eran tirados por briosos caballos.



El estado que mantienen los edificios al igual que los frescos y el trabajo decorativo en las habitaciones, es increíble. Una casa marcada como de las principales fue mi siguiente parada, en ella un par de turistas extranjeros discutían en lo que podría haber sido el espacio de la sala. El le reclamaba con actitud enérgica pero voz muy baja, pues habíamos otros “invitados” presentes en la reunión, la acústica amplificaba considerablemente el sonido de su conversación por lo que a una distancia de varios metros escuchaba con claridad los enérgicos susurros. De haber conocido ese idioma, quizá hubiera podido entender la razón por la cual la mujer abrumada contenía el llanto con la vista fija en el fresco delante de su triste mirada.

Me despegué del flujo que seguían la mayoría de los visitantes, llegué hasta la orilla por un sendero que limitaba lo que se veía a lo lejos como campos de siembra. Regresé a las calles y busqué con curiosidad algunos de los establecimientos señalados en el mapa, uno de ellos parecía ser una taberna, más adelante me encontré con lo que debió haber sido una panadería, los hornos estaban intactos,
lo curioso fue observar en torno al sitio, un grupo de jóvenes que disfrutaban su almuerzo, como si hubiera salido de aquel forno.

Caminar en Pompeya fue toda una experiencia, las corrientes de aire frío, el intenso calor fuera de la sombra, los personajes de esta época actuando como personajes de cualquier época, conjugar todos los elementos que tenían un toque misterioso me hicieron viajar por instantes en el tiempo, me permitieron vivir en aquella esplendorosa ciudad por unas horas.

El tiempo que se impregna a las paredes no desaparece ni con el polvo, ni al despojase de toneladas de ceniza calcárea, así sucede con cualquier casa, pero éstas con tal cantidad de siglos encima emanan una vivacidad que puede apoderarse de cualquier ser que las habite, aunque sea por instantes. A pesar de la total tranquilidad que se percibe, hay un latir vibrante que se palpa al transitar por sus vías, el cuerpo se carga de una sensación extraña, será la energía sepultada por siglos que al fin despertó como el rugir de una ciudad que se rehusó a aceptar su destino en la búsqueda de vivir para siempre.



Estoy segura que algún día regresaré allí aunque sea por unos instantes que duran una eternidad, sólo en Pompeya

22/09/2008

Un amore per sempre...

La música nos hace recordar momentos, incluso sensaciones, estados de ánimo y pensamientos.
Recuerdo que cuando escribía la última parte de mi Café Toscana, me vi asaltada por completo por las interpretaciones de Josh Groban, un joven cantante que produce en cada una de ellas una emoción latente. Aunque al escucharla no sabía lo que significaba entonces, parecía el tema adecuado a manera del "Soundtrack" de la película que fui viendo en mi mente y se convirtió en la novela que escribí. Un amor eterno y a la vez efímero, era de lo que hablaba, lo supe después gracias a un amigo a quien dedico este post.




"La vida no es fácil, pero soñar sí lo es, por eso no dejes de soñar nunca, cualquier cosa puede suceder"

Un piccolo bacio per te

21/09/2008

Tarde de Cine

Una buena o mala elección en Blockbuster puede hacer la diferencia en una lluviosa tarde de domingo. Reencontrar mi faceta romántica es siempre gratificante, desde niña me encantaron películas que relataban historias de grandes amores, imposibles, malogrados o separados por la muerte o el tiempo. Hoy prescindiendo del drama, una comedia sencilla y fresca me arrebató varias carcajadas, pero por favor no me juzguen de simplona, sólo puedo argumentar a mi favor que estoy de muy buen humor.
Es claro que cuando uno permite que la fantasía aflore se pueden cosechar muchas ideas frescas. Recuerdos que pueden resultar un lujo, o imágenes de sitios que aún no conocemos pero una película nos invita a visitar.
"Hors de Prix" que en México se tradujo como "Enamórate de mí" con Audrey Tautou y Gad Elmaleh, es una comedia de situaciones, que a pesar de resultar un tanto predecible es deliciosa para compartir con alguien especial.
Hay algunas moralejas resultantes, como la de "el dinero no compra el amor", y el amor es la cosa más esplendorosa, está bien lo admito, no es sólo una faceta la mía, soy una romántica eterna y empedernida, además orgullosa de serlo, el romance es el cardamomo en mi vida, supongo que en la de muchos, así que si la tarde está de flojera ... Una pizca de cardamomo y listo.

13/09/2008

Sueños inútiles y Sueños de Fuga

Hoy me desperté con la carga de un sueño de esos que me parecen totalmente inútiles. Toda una historia con personajes y hechos cuyo realismo era tal, que llegó a remover ciertas sensaciones y sentimientos en mí. A diferencia de muchos otros de los que uno puede deshacerse fácilmente ante la urgencia de iniciar las actividades del día, éste se me ha quedado grabado muy bien, sin necesidad siquiera de esforzarme, cada detalle, persona y situación, los tengo bien plantados en la memoria.
Lo curioso es que ayer tenía la intención de escribir una entrada hoy sobre una película que cuando vi me pareció francamente inspiradora -¿el nombre? -"Sueños de Fuga" o "The Shawshank Redemption" , protagonizada por dos excelentes actores, Morgan Freeman, de mis favoritos y Tim Robbins.
Los que ya la han visto entenderán la incongruencia de haber soñado toda una serie de eventos inútiles en función de haber recordado esta historia, la de la película, que habla de la perseverancia que se requiere para conseguir un sueño, o a final de cuentas no sérá tan incongruente después de todo.
Tal vez estamos llenos de contradicciones y el subconciente nos traiciona en cualquier oportunidad que bajamos la guardia, mientras dormimos, vulnerables ante cualquier influencia.
Al final del sueño, la pregunta era : ¿y qué es lo que vas a hacer tú?
Caray, recuerdo bien que no supe qué contestar con certeza, dije una o dos cosas pero no estaba segura de nada ¿sería ese el propósito de mi estado interior al forjarme ese sueño?



Ahora que vi el trailer de la película para incrustarlo aquí, se despejó la incógnita. Voy a rentarla, hace años que no la veo, recuerdo que cuando lo hice provocó algo ímportante en mi visión personal, es hora de verla otra vez.

20/08/2008

El valor de una sonrisa

Hoy me encontré sonriendo sin una causa aparente. Iba caminando por la calle, tal vez mi música que siempre me acompaña logró el efecto, o el ver a mi perrita que se menea tan coquetamente al caminar, dibujó esa expresión facial en mi rostro.
Lo curioso fue que la sonrisa se contagió, porque la mayoría de las personas que se encontraban de frente conmigo, sonrieron también.
Cuando esperé que el tráfico se detuviera para poder cruzar la calle, un amable joven detuvo su auto y con una sonrisa también, me cedió el paso, perdón, nos cedió el paso a Vainilla y a mí.
Esto sucedió hoy muy temprano, las nubes estaban todavía cubriendo la intensidad del sol, luego cuando éste finalmente se decidió a hacerlas a un lado, pude sentir su energía y sin darme cuenta, de nuevo estaba sonriendo.
Reconozco que hay algunos días en los que no encuentro mi sonrisa, como que se me pierde, pero cuando sale a relucir de nuevo, por una causa en particular o ninguna en específico, se vuelve un sol que irradia una vibración de energía positiva, que de la misma manera lucha con las nubes que se encuentran dispersas en el ambiente.
Creo que mi sonrisa viene desde adentro, porque hoy me siento muy bien.

Angels por Norah Jones

17/08/2008

Reflexiones

¿Qué hace la diferencia?

¿Cuál es la diferencia entre vivir y sobrevivir? Un sueño, he dicho constantemente.
Es cierto que a veces el camino se enturbia y no puedo ver con claridad el siguiente paso. Creo próximo algún evento, la emoción me invade, le llamo fe, pero no hay señales, el estancamiento del tiempo me provoca inquietud y desesperanza.
El entorno no ha cambiado, sigue el mismo rumbo fijo, los impulsos están calmados, no muestran indicios de acciones.

¿En dónde está la diferencia entonces? En los labios que no he besado o en los triunfos que no me han sido anunciados, en la búsqueda que sigue presente, aunque a veces no sé qué busco ni lo que espero.

Mis tesoros he tenido que compartirlos, quizá hasta resignarme a perderlos, ¿cuál riqueza será entonces la que he de conquistar?…

Nuevos tesoros harán la diferencia pues, ¿qué mares habrá que navegar ahora? Aún no lo sé.

10/08/2008

Tequis, Bernal y de vuelta

Debo ofrecer una disculpa por no haber escrito aquí antes, muchas ocupaciones nos distraen todos los días, y a veces nos impiden hacer las cosas que realmente queremos hacer.

La verdad es que administrar la vida que uno vive es a veces complicado y nos quita toda la energía. Ahogamos nuestras horas hábiles corriendo de un banco a otro donde el sistema no se haya caído, o cuyas puertas estén abiertas aún, de prisa para librar 5 minutos que nos costarán una hora extra de estacionamiento o nos permitirán alcanzar las prendas de la tintorería, haciendo una y otra llamada telefónica, conciliando el tiempo que permanecemos en espera, mientras escogemos la décima elección de la opción siete,contra las manecillas del reloj que implacables nos recuerdan nuestra lista de pendientes.

Y cuando el estómago rechina ya en tono de reclamo, recordamos que se nos pasó la hora de la comida, teniendo todavía asuntos que atender. Un breve descanso para comer y a seguirle otra vez a las carreras, invirtiendo el pensamiento en el orden de prioridades para no dejar ningún impostergable por resolver durante los últimos minutos hábiles.
Que no se nos olvide revisar el calendario, porque puede ser el último día para presentar el pago de impuestos, el recibo de luz, o algún otro estado de cuenta con fecha límite.
En medio de este caos el desafío es ser creativo para continuar haciendo lo que sí quiero hacer, escribir.


Estas últimas semanas me han tenido entre organización de eventos, generación de ideas y trabajo arduo, muy ocupada. Para darme un tiempo a la escritura, fue necesario escaparme unos días a Tequisquiapan, encantador pueblo muy cercano de la ciudad de Mèxico, mejor conocido como Tequis o más fácil Tx para los cuates.

Conviví con Erika una muy querida y ya de muchos años conocida amiga,conocí también un nuevo grupo de amigos increíblemente divertido, pero sobre todo finalmente escribí.
Con el canto de grillos mezclándose entre la música que me gusta escuchar mientras desgasto el teclado de mi laptop, escribí por horas y hasta la madrugada.
Qué bien se la pasa uno allí, el tiempo no me pareció que caminara ni más rápido ni más lento, simplemente se disfruta del todo.

Una mañana bien temprano me fui directo al pueblo de Bernal, allí las prisas no se perciben, no obstante que hay muchas cosas por hacer. A esa hora del día, en plan de turista, me fascina contemplar el comienzo de las actividades de los lugareños, me robo un poco de su rutina observándolos, los veo charlar y saludarse con el vecino, dirigirse a sus puestos de trabajo. La peña de Bernal que caracteriza este diminuto y pintoresco pueblo se ve a lo lejos entre la bruma, una formación rocosa de una sola pieza de aproximadamente 350 metros de altura, que es famosa por sus propiedades "energéticas", dentro de los relatos de un México mágico.
El fresco de la mañana me anima a pensar cuántas cosas hay por disfrutar en el día, percibo el aroma a jabón y a perfume que muchos recién bañados despiden, disparándose en todas direcciones cuando el aire acaricia su cabello húmedo. Ya huele a café de olla en el local donde he escogido desayunar, combinación de canela y café en el ambiente, con piloncillo para agregar dulzor. La marchanta tortea las gorditas de masa azul y al depositarlas con cuidado sobre el comal bien caliente se escucha el siseo del aceite recibiendo al maíz para que después de un par de minutos logre con el cocimiento, ahuecarse para brindarle un espacio al relleno, que se nutre de una gran variedad de opciones por ser el plato típico del sitio, chicharrón prensado o guisado, papa con chorizo, hongos, torta de camarón con moronitas, rajas con queso, y otros que no me acuerdo, se me vuelve a hacer agua la boca.
Disfruté de caminatas en soledad y pláticas espléndidas, me alimenté de ideas y logré mi propósito, retomar la escritura de mi segunda novela.

Al regresar volví a ser víctima del trabajo y atención de múltiples pendientes que se requerían entre otras cosas, para mi presentación en el Sótano, la cual contra una de las peores tardes lluviosas de los últimos días, logró reunir a gente con la curiosidad de escuchar nuestras palabras e interesarse por mi Café Toscana.
Todo el trabajo y cansancio me llevaron a otro fin de semana solitario, dolor de garganta, pocos deseos o ninguno de salir, pero nuevamente la gana de escribir, y a Dios gracias las ideas, la fantasía y sensibilidad a flor de piel.
El día se ve hermoso y todavía se siente el fresco, a través de mi ventana puedo ver algunas nubes con formas poco definidas, el cielo está muy despejado, no hay ruidos afuera, eso me gusta del lugar en donde vivo, me preparé un café de olla con una nueva receta adquirida, pues sí me he instalado en mi propio Tx en casa, ¿qué lujo no? A seguir escribiendo…

23/07/2008

Partiendo de ceros y conectando los puntos

Hace mas o menos un año un buen amigo me envió una nota vía email, de esas que recorren la red y llega un momento en que te cuestionas si fue verdad o se trata de una leyenda urbana.
La fuerza que ese mensaje me concedió entonces, hoy sigue impulsándome y alimentando la idea de lograr cumplir mis sueños.
En los últimos meses he venido partiendo de ceros para llevar a cabo una serie de eventos que están haciendo despegar mi novela, cada vez que me encuentro delante de un nuevo reto, ya no pregunto ¿por qué? Sino ¿cómo?
Es necesario que ocurran algunos eventos que pueden parecer inexplicables, para que nuestra brújula vuelva a conseguir dirección.
El día de hoy recibí a través de otra buena amiga el link al discurso de Steve Jobs CEO de Apple y Pixar, lo cual por un lado pone en evidencia su realidad y por otro me permite afirmar que es uno de los mejores discursos que he escuchado en mi vida.
No es tan breve, pero puedo garantizarles que vale la pena invertir 15 minutos de su tiempo en un mensaje tan valioso.

Discurso de Steve Jobs con subtítulos en español

La garantía de confiar en el futuro hoy me permite empezar a conectar algunos puntos mirando al pasado.

13/07/2008

Seasons Change...

Hay muchos momentos que nos hacen mirar en retrospectiva, cumplir años es uno de ellos.
Viajando a la misma época en que escuchaba esta canción, recuerdo que los preparativos sobre mi cumpleaños solo giraban en torno a las elecciones de invitados y menú de la cena.
Mi mamá me complacía preparando su delicioso pozole o los tacos de diferentes guisados que tanto agradaron a aquellos amigos, a quienes casi en su mayoría dejé de ver.
Años después, la experiencia de los días previos, incluso del día mismo se fue modificando. Hubo años de nostalgia, con menos deseo de reuniones, otros en los que las ganas de convivir y compartir fueron imperantes.
Sin embargo los tiempos siguen cambiando...esta canción la escuchaba desde hace un par de décadas y el mensaje es muy claro:

Seasons Change por Exposé


La palabra cambio significa también evolución y me quiero quedar con esa idea porque representa mejor lo que un ser humano experimenta con el paso del tiempo. No es que cambiemos sino que evolucionamos, pasamos de un estado a otro, y lo que cada nuevo estado implica es una conciencia distinta de nuestro entorno.
Las circunstancias nunca se repiten, tampoco los personajes ni los escenarios, cada elemento por mínima distorsión o mayor alteración añade un ingrediente nuevo al banquete.
Hoy son más atesoradas mis listas de invitados, tal vez menos largas pero se integran por personas entrañables que no dejaré de ver jamás.
Y aunque dentro de una dinámica evolutiva estamos expuestos a la constante del cambio, en días como hoy la reflexión me invita a pensar cuáles son los elementos de permanencia que van conformando el entorno que mi conciencia reconoce, sigo eligiendo la lista de invitados a mi mundo que se abre al universo que descubro a pedacitos cada día.
No es menos importante el alimento, el sustento del banquete, lo que se brinda y me brindan, tamizando los malos ratos y atesorando los deliciosos momentos.
Pero nunca nada es igual, y por eso con una sonrisa y una plenitud de espíritu le agradezco a la vida los regalos que me ha venido entregando, gracias por el café, por el amor, por esa explosión de sabor del cardamomo y los eternos sueños.

05/07/2008

Una canción del pasado

"Human", es una canción que escuchaba en aquellos años en los que empecé mi romance con el amor. Siempre me gustó el idioma inglés y entender el significado de las letras de mis canciones favoritas era importante para mí.

A partir de comentarios que recibí de algunos de los lectores de mi novela Café Toscana, me surgió la inquietud que provocó este post.
Una lectora me reclamaba ciertas sorpresas del final, otra apoyaba por completo el giro de la historia, un lector del género masculino se sintió aliviado por la situación.
El punto es que la propuesta ubica a cada personaje en una dimensión equilibrada, sin protagonistas y antagonistas, aunque resulte imposible de creer.
Puede parecer inútil el esfuerzo de no mostrar una tendencia inclinada a favor de la mujer, en un escrito narrado por una mujer. Sin embargo lo intenté, trato de presentar a cada personaje hombre o mujer, dentro de una palpable y sensible perspectiva HUMANA.

De allí que al volver a escuchar esta canción, que se mantiene dentro de mis oldies favoritas desde hace años, no sólo por su melodía sino por el sentido de la letra, recordé los comentarios que acabo de compartir.
Indudablemente, todos somos humanos ... Pero disfruto la parte en la que la solista responde al cantante principal. ¡¡¡Eso lo es todo!!!!

Just listen and indulge me



Y aquí está la letra:

Come on, baby, dry your eyes
Wipe your tears
Never like to see you cry
Won't you please forgive me?
I wouldn't ever try to hurt you
I just needed someone to hold me
To fill the void while you were gone
To fill this space of emptiness
I'm only human
Of flesh and blood I'm made
Human
Born to make mistakes
So many nights I longed to hold you
So many times I looked and saw your face
Nothing could change the way I feel
No-one else could ever take your place
I'm only human
Of flesh and blood I'm made
Human
Born to make mistakes
I am just a man
Please forgive me


Y la solista dice:
The tears I cry aren't tears of pain
They're only to hide my guilt and shame
I forgive you now I ask the same of you
While we were apart I was human too


I'm only human
Of flesh and blood I'm made
I am just a man
Human
Born to make mistakes

Con mi propia voz


Sentí la necesidad de crear un espacio para expresarme con mi propia voz, sigo siendo Café Toscana, pero con una pizca de cardamomo, especie de sabor intenso, que le da a mi espresso un toque inesperado. Se acostumbra así en Arabia, el café con cardamomo, mientras yo acostumbro los sonidos árabes para disfrutar mis momentos de café.