24/05/2009

Un instante de café ...


Una breve nota con apenas algunas palabras, la perspectiva de un sueño irreal difícil de acariciar.
Me acompañan los recuerdos de los momentos que aún no hemos vivido.
Me bebo el café sin lograr reconocer en tu mirada la misma intensidad.
No serás tú ahora, ni hoy, ni en este lugar, tal vez serán los rumores apenas escuchados que concilian el eco de mis fantasías queriendo reinventar este mundo una vez más.

Cuando miro alrededor ya no estás... sólo encuentro la taza de café vacía.
De nuevo me equivoqué, estoy enamorada del amor y de los granos de café que me hacen viajar a cada instante que he atesorado a tu lado y a cada instante que hoy no pude leer en tus intenciones, una vez más.
Déjame ir entonces, y al mismo tiempo dame un instante de café para no pensarlo más.

18 comentarios:

marichuy dijo...

Querida

Eso es hermoso. Una forma maravillosa de recordar a quien ya no está a nuestro lado.

Te parafraseo: la nostalgia acarrea, casi siempre un dolor, pero es un dolor suave y al final, ellos siempre permanecerán en nuestra memoria.

Un beso

marichuy dijo...

PS se me antojó el café. Ya sé que es una marca italiana; pero así como se ve en la foto, me he tomado varios en París, que es donde hace años conocí la marca, mucho antes de que llegara a México... auch cuánta nostalgioa.

Otro beso.

Susana S dijo...

Querida mía:

Ya sabes que ambas tenemos un chip de nostalgia bien posicionado en el hard disk, y peor en domingo ...

Tal vez el mayor secreto de la nostalgia es aprender a convivir con ella sin que nos venza del todo, así nos tomamos un café con su sabor y nos permitirá disfrutar con mayor intensidad cada sensación nueva.

Y sí, Illy es lo mejor mmm

Un abrazo

Doctor Gurma dijo...

Me encuentro extremadamente encantado por la manera de llevar con las palabras a esta nostalgia tan nítida que casi se puede tocar. Encantado de leerte Susi, y por supuesto, encantado de sentir siempre tan cerca estas emociones que sabes compartir en el blog. Espero pronto además saborear una buena taza de espresso contigo
Besos cafeteros y nostálgicos
Chau

Fernando dijo...

Una taza de cafá vacía es la imagen más perfecta de la desolación que produce una ausencia, la soledad no deseada... Más que nostalgia, me produce tristeza.
Un abrazo.

Exenio dijo...

No sé tomar café... me gusta... es decir, tomarlo...

Susana S dijo...

Dr. Gurma:
A veces el café nos sabe a nostalgia de momentos no vividos o recuerdos recreados por la mente.

Fer:
Las ausencias casi siempre provocan tristeza, tú mejor que nadie lograste plasmarlo en tus 3G,
pero este instante de café para mí es más nostalgia que otra cosa.

Exenio:
Tan misterioso como siempre hoy me perdí en tus ...
;-)

Anónimo dijo...

Cada vez que leo lo que escribes siento un dolor al corazòn y tengo gana de llorar. No entiendo porquè soy hecho asì...

Trato de no probar emociones para no estàr mal pero al mismo tiempo siento un gran vacio por dentro...

Susana S dijo...

Querido Anónimo:

La capacidad de sentir nos provoca emociones a veces dolorosas, otras de profundo gozo.
La intensidad en esos sentimientos nos vuelve vulnerables, el vacio de la ausencia es difícil de llenar, a veces hay que buscar una valiosa compañía... dentro de nuestro interior.

MauVenom dijo...

Susana

el otro día pensaba comentarte que cuando paso por tu blog siento una gran necesidad de un café.

Tu post me dio un poco de temor

porque por un momento descuidado me pudo haber dado ganas de amar

es hermoso, no me entiendas mal... es sólo que

me hizo acordarme de un yo mismo que tengo callado hace tiempo

Besos.

Susana S dijo...

Mau Venom:

Amar es un riesgo, pero creo que vale la pena tomarlo.
Vamos guardando temores y fantasmas a lo largo del tiempo que nos impiden construir mejores recuerdos de nuestro futuro.

El café para mí significa muchas cosas, todos sus momentos, todos los desahogos que en torno a una taza de café conseguimos, intensidad, gusto, y en este instante de café, nostalgia.

Acuérdate de ti, un abrazo.

MauVenom dijo...

Susana

Te vine a invitar para que nos visites en el nuevo Sitio que acabo de fundar junto con algunos "insensatos" amigos como dice Marichuy

es de narrativa, ensayo y fotografía...

inauguró Mafalda con uno de sus maravillosos cuentos... espero te puedas dar una vuelta

https://sites.google.com/site/escribidoresyliteraturos/

Besos

VITOCHAS dijo...

Me enteré de la existencia del cardamomo cuando leí la novela de Kenize Mourad, De parte de la princesa muerta y ahora sé que es una hierba que se emplea para aromitzar precisamente bebidas como el café.

Y cuanto a tu texto, no puedo opinar; soy de las contadísimas personas que creen que el amor no existe y que todo lo que se construye o deriva de la idea de su existencia carece de algún valor más allá del que le asigne la psique de cada cual.

En fin, que por lo demás me parece interesante tu blog.

Saludos
Víctor

Susana S dijo...

Gracias por tu visita Víctor:

Las diferencias de opinión enriquecen al mundo aunque con respecto al amor diría que sólo es y se siente si existe, cuando necesitas cuestionar su existencia tal vez es porque no ha llegado aún.

saludos

WODEHOUSE dijo...

Es cierto, una taza de cafe humeante y cremoso siempre va de dos en dos para tomar en intimidad, compartir confidencias, intercambiar secretos...no hay nada mas triste que un cafe solo.

Coro dijo...

Susana:

Hasta percibo el aroma exquisito del café.

Me dio gusto ver en Vips de Playa del Carmen tu libro :)

Por favor, avisa cuando salga tu siguiente novela... ¡ya la estoy esperando!

Besos

Susana S dijo...

Wodehouse:

A veces hay que tomarse esa taza con uno mismo, la soledad no me gusta pero hay que enfrentarla, en esos momentos uno debe convertirse en su mejor compañía.

Con Cariño

Susana S dijo...

Hola Coro:

Que buena noticia, por favor recomiéndala mucho por tus lares, si seguimos vendiéndola conseguiremos los fondos para mi nueva novela "Sonidos bajo el agua".

Un abrazo grande tostado de sal y mar.